¿Cómo afecta el embarazo a los hombres?

El embarazo provoca cambios emocionales tanto en el hombre como en la mujer. En los hombres, así como en las mujeres, es habitual encontrar una mezcla de emociones, alegría, ilusión, tristeza y principalmente miedo.

Pueden sentir miedo por la salud de su mujer, miedo por la salud del futuro bebé, miedo a su respuesta durante el parto, a los cambios en la pareja, a sentirse desplazado, en definitiva, miedo a lo desconocido.

-¿Qué reacciones son las más comunes y cómo han de gestionarse?

Esta pregunta es muy interesante, ya que, por lo general, se suele abordar sólo con las mujeres y a los padres no se les pregunta de igual modo por sus emociones y mucho menos cómo deben afrontarlas.

Las reacciones más comunes son las relacionadas con los temores e inseguridades, por lo que el síntoma principal es la ansiedad. La comunicación con la pareja, expresar las emociones, informarse de manera dosificada del proceso de embarazo, parto y primeros meses del bebé, pueden ayudar al afrontamiento.

Asimismo, es muy importante acceder a fuentes fiables para informarse del tema.

– ¿Pueden incluso darse algunas patologías (obsesivas, depresivas…)?

Como cualquier hecho estresante, la llegada de un nuevo miembro a la familia puede disparar alguna patología, hemos de tener en cuenta la personalidad, las patologías previas, la relación de la pareja, el deseo de ser padre, el momento vital, etc… .

En términos generales, las trastornos más habituales son la depresión y los trastornos por ansiedad. En casos muy excepcionales, el padre puede desarrollar síntomas muy similares a los del embarazo, se trata del llamado síndrome de Couvade.

En estos casos es recomendable contactar con un especialista para tratar el tema y valorar las posibles soluciones.

Publicado en Embarazo, Estilo de vida, Noticias, Psicología | Etiquetado , | Deja un comentario

¿Cómo prevenir la obesidad infantil?

En la Unidad de Nutrición especializada en Desórdenes Alimentarios cada vez se atienden más consultas ligadas al sobrepeso y la obesidad infantil. La demanda viene generalmente de los padres al notar el cambio físico en su hijo y percibir un malestar emocional relacionado con la situación difícil de ser un niño con más peso del que debería.

Cuando nos ponemos manos a la obra nos damos cuenta, en la mayoría de los casos, que existe un desorden en la alimentación de la familia al completo (no sólo del niño, por quien consultan) y hay además un profundo desconocimiento de las pautas de una alimentación saludable.

La alimentación en casa debe ser saludable

Es evidente que si nuestros referentes cuando estamos creciendo no tienen claro los pilares de una buena alimentación, no aprenderemos a alimentarnos de una manera saludable y si no le ponemos solución, en un futuro correremos el riesgo de ser un adulto con sobrepeso u obesidad con todos los riesgos de salud que entraña.

Esta es una pieza importante para empezar a abordar la situación. Hay que establecer un cambio de hábitos no sólo en el adolescente o en el niño que necesite la pérdida de peso sino en el entorno familiar.

El entorno familiar debe favorecer hábitos de vida sanos

Existen muchos factores a tener en cuenta que pueden dificultar el avance en el cambio de hábitos. Uno de ellos es la escasez de tiempo por parte de los progenitores para organizar, planificar, ir a la compra y sobre todo cocinar: ese es un gran problema. Si no planificamos las comidas con las prisas con las que hoy vivimos el comer día a día puede dar lugar a combinaciones gastronómicas poco acertadas.

Si a esto le sumamos que tanto en la nevera como en la despensa hay abundante cantidad de alimentos calóricos como dulces, snacks, refrescos, postres azucarados… es evidente que estamos fomentando el consumo de todos ellos en casa.

Acciones tan sencillas como poner un frutero en mitad de la cocina, donde se vea bien y los niños puedan llegar facilita de una manera espontánea que al ver la fruta día tras día empecemos a tenerla en cuenta y a escogerla como opción en nuestra alimentación diaria.

La falta de regulación en los horarios de las comidas puede favorecer hábitos tan poco saludables como el “picoteo”. Hay que marcar unos horarios que sean flexibles pero que garanticen una serie de comidas y tener recursos de tentempiés sencillos y saludables que se puedan transportar en un momento dado para cubrir esas necesidades estemos donde estemos.

Leer las etiquetas de los alimentos: Clave

Un factor que afecta muy negativamente es el desconocimiento de la información nutricional de las etiquetas de los alimentos que puede llevarnos a introducir en casa productos poco recomendados sin apenas darnos cuenta, dejándonos guiar por lo que el envoltorio nos dice “light”, “sin azúcares añadidos” o dejándonos aconsejar, lo cual es mucho peor, por lo que la industria alimentaria nos impone en los etiquetados o en la publicidad que vemos en la televisión día tras día.

Los alimentos más saludables que tienen que ser los protagonistas indiscutibles de nuestra alimentación no suelen tener un hueco en los anuncios: frutas, verduras y hortalizas, legumbres, frutos secos, granos integrales, huevos y carnes magras.

Otro factor es la asiduidad con la que se recurre a pedir comida a domicilio o a ir restaurantes de comida rápida tipo “fast food”. Hace unos años esta opción se limitaba a los fines de semana, pero el poco tiempo que dedicamos a la cocina hace que cada vez más familias recurran a pedir comida entre semana de este tipo por ser una opción rápida, sabrosa y sobretodo porque los niños se lo comen muy bien y no hay que “insistirles”.

El deporte en familia previene los casos de obesidad

Si todo lo anterior lo acompañamos con el poco o nulo fomento de la práctica de ejercicio físico dentro del ámbito familiar, es fácil que el sobrepeso aparezca y que con el tiempo derive en obesidad.

Aprovechar el tiempo libre en familia para hacer rutas de senderismo, montar en bici o patines o practicar otro deporte es la excusa perfecta para pasar tiempo con nuestros hijos y que entiendan el papel tan importante que juega la actividad física en nuestras vidas.

La familia es decisiva para prevenir enfermedades

El entorno familiar por lo tanto es clave para prevenir estas situaciones de sobrepeso u obesidad infantil y el trabajo en consulta cuando partimos de una situación ya problemática consiste en la implicación de la familia que debe asumir el papel de acompañar a los niños en el proceso de cambio de hábitos para la consecución de una alimentación saludable para todos.

Publicado en alimentación, Estilo de vida, Noticias, Pediatría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cómo cuidar la fertilidad

 

¿Seré fértil?

Muchas mujeres se hacen esta pregunta a la hora de buscar un hijo, pero en realidad la fertilidad es un tema a considerar bastante antes de ese momento. Hay que empezar a cuidarla en la adolescencia. En esa etapa es fundamental proporcionar información sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS), ya que si éstas no se tratan a tiempo pueden afectar el aparato reproductivo.

 La práctica regular de ejercicio y la alimentación equilibrada, por ejemplo, también ayudan a cuidar la fertilidad. Pero no se trata de seguir una dieta especial como promocionan algunas páginas web, ya que no hay evidencias comprobadas de mejoramiento de la fertilidad ante la ingestión de dietas específicas.

 

Alimentos que cuidan la fertilidad

Se recomienda el consumo de pescado azul por su alto contenido de omega 3 y 6, vegetales verdes, ricos en ácido fólico y hierro, frutos secos (vitamina E), cítricos (vitamina C) y huevos y lácteos (vitamina D). Seguir una alimentación sana también ayuda a mantener un peso óptimo, otro de los factores que favorece el buen desempeño reproductivo. No debe sorprender que pacientes con obesidad de distinto grado presenten dificultades para quedar embarazadas. El otro extremo también acarrea inconvenientes.  El ciclo se normaliza perdiendo lo que sobra de grasa o ganando lo que falta.

 

El estrés, el gran enemigo

El estrés es otro enemigo cuando se busca un bebé. El estrés altera el cuerpo, hace que algunas hormonas se liberen de manera inadecuada. Esto no significa que haya personas que no consiguen embarazo por causas psicológica, sino que el aspecto psicológico ‘atraviesa’ todo el proceso de búsqueda.

Los mecanismos de ansiedad no ayudan, pero no deberían tomarse como una causa de esterilidad. Para contrarrestar la tensión de la búsqueda, es aconsejable realizar actividad física, ya que eso permite al organismo segregar entre otras hormonas, la Serotonina también llamada hormona de la felicidad.

La consulta psicológica también es de gran ayuda, el acompañamiento terapéutico, con un especialista del área psíquica va a favorecer el logro de la concepción, bajando los niveles de ansiedad y corriendo el foco de la preocupación del tema puramente reproductivo. La idea es bajar los niveles de ansiedad y disfrutar del proceso.

¿Afecta la cafeína y nicotina en la fertilidad?

En realidad, se trata de una suposición sin sustento médico. El consumo elevado de cafeína está propuesto como una causa de alteración en la implantación embrionaria y aumento de riesgo de aborto temprano, sin embargo, no hay evidencias claras al respecto.

No hay evidencia científica de un efecto específico de la cafeína sobre la circulación uterina. Lo que se recomienda es no consumir sustancias tóxicas como las drogas, el alcohol o el cigarrillo. De hecho, la nicotina del tabaco es uno de los pocos tóxicos que se ha relacionado con la disminución en las tasas de embarazo.

 

¿Qué les pasa a los hombres?

Cuando se trata de la edad, es la mujer quien conlleva el mayor peso sobre la fertilidad, a veces no se tiene muy en cuenta que con el correr de los años, la fertilidad masculina también puede comenzar a declinar. Porque, en general, las mujeres de más de 35 años tienen parejas de 40 o más.

En las mujeres, el número de ovocitos al nacimiento declina inexorablemente a medida que avanza su edad. En los hombres, en cambio, las células precursoras de los espermatozoides se multiplican permitiendo mantener un número aceptable de espermatozoides hasta avanzada edad.

Sin embargo, el volumen, la movilidad y la cantidad de espermatozoides normales parece disminuir con los años. Además, a medida que aumenta la edad de la pareja, puede influir también la disminución de la frecuencia de las relaciones sexuales.

 

Cambios con la edad

Las causas que explican esta reducción en la capacidad reproductiva del hombre tienen que ver con los cambios celulares y fisiológicos que ocurren en los testículos y en la próstata con la edad y que se relacionan con la calidad del semen. 

Además, con el paso de los años aumenta la posibilidad de que se presenten alteraciones en el material genético de los espermatozoides, lo cual se puede poner de manifiesto con un leve incremento en las tasas de abortos o defectos en los recién nacidos tales como malformaciones. Esto puede suceder porque la actividad de enzimas antioxidantes del semen está disminuida, haciendo al ADN del espermatozoide más susceptible a las mutaciones.

¿Cómo cuidar la fertilidad masculina?

 Lo que colabora con la fertilidad y frena su deterioro es no fumar, evitar el uso de drogas ilegales y consumir complejos vitamínicos antioxidantes que están compuestos por vitamina E y C, isoflavonas de soja, zinc, L -carnitina, selenio y ácido fólico.

 

 

 

Publicado en Embarazo, Estilo de vida, Ginecología, Noticias, Reproduccion asistida | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Todo lo que debes saber sobre el Cólico del lactante

El cólico del lactante es uno de los motivos de consulta pediátrica más frecuente. Es importante acudir en primera instancia al médico pediatra para que confirme que se trata de un cólico, así como para la dispensación si lo cree necesario de algún tratamiento médico o a base de productos naturales que ayuden a calmar el dolor y/o expulsar los gases.

¿Cómo sé que mi bebé tiene un cólico?

El cólico es un trastorno típico de los primeros meses de vida en el bebé que se caracteriza por un llanto intenso y prolongado. En estos casos, el bebé suele adoptar una posición característica, flexionando los muslos sobre el abdomen, apretando los puños, con la cara enrojecida y el abdomen tenso. Estos episodios pueden durar minutos u horas.

¿Por qué se produce el cólico en el lactante?

Entre las posibles hipótesis de la causa, el cólico podría deberse principalmente de una inmadurez del sistema digestivo por eso las molestias y dolores en el abdomen. Otra de las causas por las que sucede son las causas alérgicas: la intolerancia a la proteína de la leche de vaca. De hecho se ha comprobado que algunos niños con cólicos muy intensos, con toma de leche artificial y no materna, pasan a ser alimentados con leches especiales y mejoran.

Lo cierto es que se acaban resolviendo, en el peor de los casos, hacia los tres o cuatro meses de edad, sin afectar al crecimiento y al desarrollo del bebé.

Consejos de prevención

En los niños alimentados con lactancia materna, en ocasiones, se suelen aconsejar pautas dietéticas a la madre tales como la retirada de la leche de vaca y productos derivados, el trigo, bebidas con cafeína, etc.

Otra recomendación es procurar que trague el menos aire posible con el biberón y en el caso de la lactancia materna que realice un buen agarre al pezón.

A nivel de tratamiento fisioterápico y osteopático el profesional además de realizar las sesiones en consulta, también realiza la formación a los padres de pautas domiciliarias para casa. La consulta con el fisioterapeuta suele ser de gran ayuda en la mayoría de los casos resolviéndose en pocas sesiones.

 

 

 

Publicado en Embarazo, Fisioterapia, Hospital, Noticias, Pediatría | Etiquetado , | Deja un comentario

Diferencias entre esterilidad e infertilidad

El proceso reproductivo es, sin duda, uno de los eventos más complejos, pero al mismo tiempo más fascinantes de la naturaleza, pues representa para cada individuo la posibilidad de perpetuarse a través de sus descendientes. Por ello, la reproducción surge para el hombre como una necesidad y nace, por supuesto, con el hombre mismo.

Sin embargo, en determinadas ocasiones se producen alteraciones de la fertilidad en parejas en edad reproductiva. Hablamos entonces de esterilidad y/o infertilidad.

Pero qué ocurre cuando esta fecundación no se obtiene en condiciones naturales, o a pesar de producirse, el embrión no es capaz de continuar su desarrollo embrionario normal. Hablamos entonces de esterilidad e infertilidad.

¿Qué se entiende por esterilidad e infertilidad?

Por esterilidad se entiende, a la incapacidad para lograr gestación tras un año de relaciones sexuales con frecuencia normal y sin uso de ningún método anticonceptivo. La probabilidad de gestación espontánea es claramente dependiente del tiempo. Y ¿qué se entiende entonces por infertilidad?

El término de infertilidad es para muchos especialistas, especialmente del ámbito anglosajón, sinónimo de esterilidad, sin embargo, en el medio hispanohablante, se entiende por infertilidad la incapacidad para generar gestaciones capaces de evolucionar hasta la viabilidad fetal. Por tanto, este concepto engloba situaciones como el aborto de repetición, la muerte fetal intrauterina, el parto prematuro, etc. En la actualidad, se tiende a preferir el término “pérdida gestacional”.

¿A quién afecta la esterilidad?

Según los estudios epidemiológicos más amplios, la esterilidad afecta al 15% de la población en edad reproductiva de los países occidentales, es decir, a una de cada seis parejas y experimenta una evolución creciente, estos datos también revelan que el 85% de las parejas logran espontáneamente una gestación en el transcurso del primer año, y un tercio de estos embarazos ocurre en los tres primeros meses de este periodo.

En los doce meses siguientes, conseguirá la gestación espontáneamente un 5% adicional de parejas. Por tanto, y según establece la simple observación, la mayoría de las parejas que no han logrado una gestación tras un año de intentos estarán afectadas por alguna limitación de la capacidad reproductiva.

Aunque el varón es responsable de entre el 25 al 35% de los casos, la edad avanzada de las mujeres con deseo reproductivo puede considerarse como la principal causa actual del incremento de la esterilidad en nuestro medio.

La fertilidad de la especie humana varía con el tiempo, y está claramente limitada por la duración efectiva de la capacidad reproductiva de la mujer. Ésta presenta su máxima fecundidad entre los 20 y los 30 años. A partir de esta edad se inicia el declive fisiológico de la fecundidad, que es mucho más acusado desde los 35 años, y aún mayor a partir de los 38.

En consecuencia, la disminución de la fertilidad en edades reproductivas avanzadas o extremas es un hecho fisiológico, por el cual los resultados de los tratamientos con la excepción de la donación de ovocitos sólo podrán aspirar a equipararse a los resultados.

Actualmente, en más de la mitad de las pacientes que consultan por esterilidad está presente el factor cronológico, ya que son mujeres que están iniciando su “edad reproductiva social” cuando ya ha finalizado su edad reproductiva biológica, lo que ha provocado un aumento de la demanda de servicios asistenciales.

Como explicábamos anteriormente, la aparición de la fecundación in vitro hace ya más de treinta años revolucionó el enfoque del tratamiento de la esterilidad, y propició el desarrollo de varias técnicas derivadas y complementarias, que han mejorado la eficacia de la fecundación in vitro convencional, y que a la vez han permitido ampliar extraordinariamente el conocimiento sobre las causas de la esterilidad humana.

Durante los últimos años se ha registrado un creciente aumento de la demanda de servicios asistenciales en relación con este problema, lo que se debe probablemente a tres factores fundamentales:

  1. La población estéril tiende a consultar más frecuentemente, gracias a la mayor accesibilidad de servicios altamente especializados y a una creciente confianza en su eficacia.
  2. La perspectiva vital de las mujeres de las sociedades desarrolladas se ha transformado profundamente en los últimos años. Este cambio en las aspiraciones de la mujer se ha traducido en su incorporación masiva al mundo laboral, lo que ha generado consecuencias personales de indudable trascendencia reproductiva, como son el retraso en el establecimiento de uniones personales estables, uso de anticonceptivos para retrasar las gestaciones e incremento de la denominada «edad reproductiva social».
  3. El incremento en la demanda de técnicas de reproducción asistida de mujeres sin pareja masculina, sea de parejas homosexuales o bien de mujeres que desean afrontar la maternidad de forma individual.
Publicado en Embarazo, Estilo de vida, Ginecología, Noticias, Reproduccion asistida | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Podemos rejuvenecer con técnicas de Acupuntura?

Existen varias opciones para rebajar la edad de la cara y eliminar las arrugas, las bolsas de los ojos, las líneas y otros signos de envejecimiento que aparecen en la misma.
Una técnica relativamente nueva es la acupuntura para el rejuvenecimiento facial. En realidad la utilización de la acupuntura para el cuidado de la piel no es algo nuevo en China, donde se realizaban parte de las terapias de la estética facial, desde la época antigua.

La teoría de la medicina china

Según la medicina china la piel está vinculada con los órganos a través de una red de canales en los cuales circula la energía necesaria para el nutrimiento de todo los órganos y tejidos, incluido el tejido cutáneo. Estos canales son importantes porque permiten la comunicación de las partes más internas del cuerpo con las zonas más superficiales, como la piel.

La interrupción de la circulación en los canales es la causa de muchas enfermedades y puede afectar cualquier tejido como el tejido cutáneo. La estimulación de los puntos de acupuntura, localizados sobre estos canales, por medio de la inserción de agujas, permiten una acción circulatoria y reguladora sobre la piel.

El efecto de la acupuntura sobre la piel

La acupuntura facial tiene la acción de mejorar el flujo sanguíneo a nivel del tejido cutáneo, permitiendo una mejor hidratación y nutrición de la piel y devolviéndole su brillo y tono.

Otro efecto de la acupuntura es la acción miotónica sobre los músculos de la piel, lo que concurre en tener un efecto tónico que reduce los pliegues profundos de la piel y permiten una regeneración de la piel, frenando el envejecimiento de la piel.

Fortalecer el estado general

La acupuntura facilita la digestión y asociándola a una comida sana tiene una influencia directa sobre el estado de la piel. Mejorando la digestión se logra un incremento del aporte nutricional al tejido cutáneo y se beneficia su metabolismo.
El sueño de calidad es imprescindible para la regeneración de los tejidos cutáneos y una mejor hidratación de la piel.

Los trastornos y la falta de sueño tienen consecuencias negativas sobre la piel, acelerando el envejecimiento y favoreciendo la aparición de arrugas, ojos hinchados, ojeras y tono apagado. La acupuntura ha demostrado una eficacia mayor en el mejorar la calidad del sueño y por lo tanto añade más valor todavía en su utilizo en el cuidado de la piel.

Existen más estudios que demuestran el vínculo entre la ansiedad y el estado de la piel, desde luego varias patologías cutáneas como el eccema o la psoriasis parecen ser influenciadas por la ansiedad. En el cuidado de la piel siempre se asocia un tratamiento para reducir la ansiedad con acupuntura.

El protocolo de cuidado de la piel con acupuntura

El tratamiento empieza con una visita inicial de evaluación de la piel, de las costumbres dietéticas, de la digestión, de la calidad del sueño y del peso.
A continuación, se aplica una sesión de acupuntura facial, asociada una acupuntura general que hace frente al estado general del paciente. También asociamos un tratamiento de auriculoterapia con efecto ansiolítico, aplicando semillas en el pabellón auricular.

La sesión de acupuntura consiste en insertar unas agujas muy finas en la cara y dejarlas puestas durante unos 30 minutos. La inserción de las agujas es indolora y no causa ningún tipo de molestia. Se recomienda venir sin maquillaje para poder evaluar el estado de la piel y efectuar la sesión de acupuntura.

El protocolo consiste en seis sesiones a razón de una por semana y puede extenderse en caso de necesidad.

Publicado en Dermatología, Noticias | Etiquetado , , | Deja un comentario

Lesiones de esquí: cómo evitarlas este invierno

La práctica de deportes como el ski, snowboard, ski alpino y otros que suelen realizarse en invierno requieren de una gran preparación física dado que se pueden considerar deportes muy exigentes. Habitualmente no estamos en un estado de forma adecuado para iniciar la práctica de estos deportes de invierno y además, hay mucha gente que empieza a practicarlos cuando ya han cumplido los 30 años, momento en el que cuesta más aprender y en el que las caídas y los accidentes pueden ser más graves.

A veces por desconocimiento de la disciplina, o por accidentes que pueden producirse de forma fortuita desembocan en diferentes tipos de lesiones. Estas lesiones, normalmente, son leves, como es el caso de las contusiones y quemaduras, no obstante se registra también un porcentaje de lesiones graves como son los esguinces de rodilla, las fracturas de muñeca, luxaciones de hombro e incluso traumatismos craneales.

Recomendaciones previas

Es aconsejable que de manera previa al viaje se haga una preparación física para ganar fuerza y resistencia en algunas zonas del cuerpo, especialmente en los miembros inferiores. Estos ejercicios pueden ser la natación, la bicicleta e incluso correr.

Recomendaciones en Pistas

Es importante que antes de realizar deporte, hagamos una correcta ingesta de alimentos, como es un desayuno completo y la posterior ingesta de complementos alimenticios como barritas energéticas y mantener una correcta hidratación procurando beber mucho agua. Además de la importancia de llevar ropa adecuada, gorro, guantes, gafas de sol, cremas protectoras solares, protección labial…

Asimismo, debe haber una fase de calentamiento previa y el uso de medidas de protección como es el casco, las protecciones para caderas y espalda, etc. Además es importante descansar cada cierto tiempo y comprobar el buen estado de los materiales, que en muchos casos, suele alquilarse en las propias pistas.

Por último se aconseja, en el caso de las personas que nunca han practicado este tipo de deportes, recibir sesiones formativas con monitores profesionales, dado que aunque es posible aprender de manera autodidacta, es más seguro hacerlo con ayuda de expertos que podrán proporcionarnos técnica y recomendaciones durante la realización del deporte.

¿Por qué ocurren las lesiones?

Una de las causas más frecuentes se produce cuando la carga de ejercicio excede la capacidad de nuestro organismo y se produce el agotamiento físico.

El riesgo de lesiones por uso excesivo aumenta cuando se incrementa la duración, intensidad y frecuencia del ejercicio. Por eso es recomendable que hagáis descansos frecuentemente además de tomar líquidos ricos en sales minerales y barritas energéticas. Al igual que al iniciar la práctica deportiva sea de forma progresiva.

Por lo tanto, se suele afirmar que las lesiones por uso excesivo son secundarias a “hacer demasiado, con demasiada frecuencia, demasiado rápido y con muy poco reposo”, lo que significa que la carga de entrenamiento aumenta a un ritmo que excede la capacidad tisular de adaptación.

¿Cómo tratar esas molestias?

HIELO: Aplicar hielo sobre la zona inflamada o dolorosa durante al menos 20 minutos. Después del ejercicio, sería conveniente repetir este proceso tres veces más, esto provocará una disminución de la inflamación y del dolor.

COMPRESIÓN: La diseminación de los fluidos que se acumulan como resultado de la hinchazón y las puede disminuirse mediante la compresión. La manera más sencilla de comprimir una lesión es una venda elástica. Debe ser cómoda y no apretar demasiado o restringiría el fluido de sangre a la zona.

ELEVACIÓN: Es aconsejable mantener la parte de su cuerpo lesionada elevada y bien sujeta para que los fluidos producidos por la hinchazón y las hemorragias puedan drenar bien. Conviene en particular, si la lesión es en una pierna, para que estos fluidos no se acumulen en el pie.

PROTECCIÓN Y REPOSO: No se puede curar una lesión sin reposo. Aunque el dolor desaparezca, el daño en el tejido continúa. Se debe reposar un mínimo de 24 a 48 horas. Durante este tiempo debe proteger la lesión de posibles daños, así que quizás necesite vendar para limitar el movimiento.

Muchas personas siguen entrenando aunque estén lesionadas, creyendo que si se ponen una tobillera u otro tipo de venda están protegidos contra las lesiones. Esto no es una buena idea.

Si llevas mucho tiempo lesionado, una venda puede aislar el músculo dañado, permitiéndote trabajar los que hay alrededor, pero en circunstancias normales el reposo es la mejor cura. Toma en cuenta que si esta lesionado y sigue trabajando la hinchazón y la hemorragia pueden aumentar y provocarte más problemas, por último no olvides consultar a un fisioterapeuta, son los profesionales de la salud que más te pueden ayudar.

Publicado en Estilo de vida, Noticias, Traumatología | Etiquetado , , | Deja un comentario